De «la niña buena» a la mujer firme

De «la niña buena» a la mujer firme

2 febrero, 2021 Sin categoría 3

El síndrome de “la niña buena” es un perfil de funcionamiento socio emocional que se forja en la infancia cuando percibimos que nuestras figuras de apego tienen tantas necesidades emocionales que la única manera de tenerles cerca y ser mirada es siendo “una niña buena”. En la edad adulta esto se codifica como, dificultades para confrontar y poner límites. Inhibición de las propias necesidades físicas y/o emocionales, suele cursar con altos niveles de exigencia y/o insatisfacción y necesidad de control como mecanismo de autorregulación, además de excesiva empatía como forma de sobre adaptación. Fue muy importante leer las necesidades de otros para poder adaptarse y ser vista.

Este término inventado de “niña buena” surge designar un patrón de funcionamiento que he encontrado en la consulta más habitualmente en mujeres que en hombres, seguramente debido a los modelos de educación diferencial de género.

Hay infinitas variaciones, tantas como individuos, pero existe esta tragedia de crecer aprendiendo a perdernos a nosotras mismas, de mendigar amor en forma de aprobación, de sentir que lo correcto es anteponer la necesidad del otro (porque cuando eres pequeño necesitas por encima de todo que mamá y papá estén bien) y bajo esta etiqueta “síndrome de niña buena“ quiero visibilizar una verdad que nos conecta a mujeres de todas las edades lugares y culturas.

Esta experiencia temprana de salir de ti para estar en otro (estrategia de supervivencia) genera una sensación de vacío y soledad oceánica, que en muchos casos culmina con una depresión. Porque como digo y he escrito una y mil veces: No hay mayor tragedia que la de perderse a uno mismo.

Ahora bien ¿cómo pasamos de la “niña buen” a la mujer firme? Aquí os dejo 7 tips para guiar vuestra transformación:

1. Cambia “no me gusta el conflicto, prefiero dejarlo estar”, por “aunque no me siento cómoda en el desencuentro, esto es importante para mí”. Defiendo mis intereses y necesidades.

2. Cambia “no me importa, para mi está bien “, por “se adaptarme, pero quiero elegir dónde, cómo y con quién “. Me permito elegir.
3. Cambia “te entiendo, no pasa nada”, por “me entiendo y eso que haces/dices no me hace sentir bien”. La empatía empieza por mí misma.

4. Cambia “Me sabe fatal decirte que no“, por “necesito darme un sí a mí“. Los límites son parte de mi auto cuidado.

5. Cambia “¿qué pensarán, qué dirán, qué opinarán?”, por “¿cómo es esto para mí?”. No me inundo con lo de fuera, me interesó por lo de dentro.

6. Cambia ”no quiero decepcionar”, por “no necesito tu aprobación para conocer mi valor”. Te estoy informando, no pidiendo opinión.

7. Cambia: El yugo del control y la perfección “Qué agobio, no llego a todo”, por “me acepto en la incapacidad y el error. Porque esto también soy yo“. Me rindo, la vida debe ser algo más sencillo y natural.

Siendo honesta, este es un proceso muy difícil, es un “mudar la piel”, es una limpieza interior y exterior, donde es muy posible que pierdas relaciones y donde te tengas que enfrentar a fantasías temidas como “no me esperaba esto de ti“, el día que te atreves a priorizarte. Sí y solo si sientes la seguridad dentro de ti (como experiencia física y emocional) podrás hacer esta transformación de niña buena a mujer firme. La solidez en la identidad pasa por entender y aceptar quién eres tú, qué necesitas, que da sentido a tu vida y así, y solo así, podrás enfrentarte desde este lugar de fuerza (que no tenías cuando eras niña) al desacuerdo, a la desaprobación y al rechazo de los otros.

Que no se nos olvide… “si para estar contigo debo ser menos yo, no me trae cuenta la operación”.

Cynthia Santacruz.

3 comentarios

  1. Aure. dice:

    Hola Cynthia.
    Estoy muy interesada en el taller «De la niña buena a la mujer firme».
    Me gustaría saber si quedan plazas y que he de hacer.
    Gracias.

  2. Cris dice:

    Gracias por estas líneas, totalmnt identificada con descripcion

  3. Thanks for the good article, I hope you continue to work as well.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar